Curso 1 – En El Principio Dios

DEAF BIBLE INSTITUTE PROGRAM

Old Testament
Series 1 – Course 1

IN THE BEGINNING

(A link to the test is at the end of this page.)

Introducción

Se escribe el presente curso para ayudarle a comprender el comienzo de todas las cosas; el del Cielo y la tierra, el primer hombre y la primera mujer, el comienzo del pecado y la muerte. Dirá también como se perdonará el pecado.  Este curso se puede usar en su Escuela Dominical, Escuela Bíblica de Vacaciones, Organización para Entrenar, o club. Favor de avisar a los demás de nuestros cursos Bíblicos para los Hablantes de Español y que les animen a pedir uno.


En El Principio

¿Ha querido saber como  comenzó el mundo?  Cada persona en algún momento puede llegar a pensar: ´´Esas flores hermosas – rosas, pensamiento, tulipanes ¿de dónde vienen?  A veces en la noche cuando usted ve las estrellas, la luna, el gran cielo negro, tal vez usted se pregunta: “de dónde vienen?” A veces en la noche cuando usted ve las estrellas, la luna, el gran cielo negro, tal vez usted se pregunta: “¿Dónde empezó todo esto?  ¿Cómo  empezó?” Ha pensado usted: “¿De dónde vino el hombre?” Muchas escuelas enseñan que nuestros bisabuelos empezaron de monos o sapos.  Es absurdo; pués los monos no se convierten en hombres hoy en día.  ¿Piensa usted que un sapo puede convertirse en un muchacho o en una muchacha? ¿Cual es la verdad acerca del principio?  Fue hace muchos años y nadie de los que hoy vivimos vivía cuando todo esto empezó. Hoy día hay más de seis billones de personas en el mundo.  ¿Cómo comenzaron?  En el principio tuvo que haber un padre y una madre.  ¿De dónde venían?  Hay muchos animales hoy – perros, gatos, caballos, vacas, leones, tigres, y muchos otros.  En el principio tenían que estar por lo menos dos, una madre y un padre.  Pero, ¿de donde venian los primeros padres de los animales? Es igual con toda vida.  Los peces, las aves, y aun los insectos tuvieron que tener un comienzo.  ¿Cómo comenzó la vida en la tierra?

¿SE HIZO LA VIDA POR SI MISMA?

Hace mucho tiémpo no hubo árboles ni flores.  No hubo sol, ni cielo, ni nubes.  No hubo ni un animal, ni ave, ni pez.  No hubo ni un muchacho ni una muchacha, ni hombre ni mujer.  No hubo nada.  No hubo nada sino Dios.  Dios siempre ha existido y nunca dejara’ de existir.  Mire alrededor de usted.  Mire afuera.  Es un mundo grandísimo.  ¿Cómo comenzó todo?  Mire a las nubes, los arboles, la hierba, y la tierra.  ¿Cómo empezo todo? Cada cosa tuvo un comienzo.  Tuvo que existir un Creador (Hacedor).  ¿Cómo comenzó cada cosa que hay en el mundo?

LA BIBLIA DICE COMO COMENZÓ TODO

Para saber como comenzó todo, tenemos que leer la Biblia.  La Biblia es el Libro de Dios, o una Carta a nosotros.  La Biblia cuenta el principio de todas las cosas.  La Biblia dice:
“En el principio creó Dios los cielos y la tierra.”  (Génesis 1:1) Un relojero puede hacer un reloj. Una mujer puede hacer un vestido.  Un obrero de una fábrica puede hacer carros, pero ningún hombre es suficiente poderoso para hacer o crear este grandioso mundo.  Ningun hombre puede hacerse a sí mismo.  Ningún hombre es suficientemente sabio para pensar en todas las cosas necesarias en este mundo.  Ningún hombre es capaz de hacer el aire para alentar, ni el sol para calentar y los sazones que causan la lluvia y la nieve.  ¿Quién puede hacer todas estas cosa?  La Biblia dice: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra.”  Dios usó Su gran poder y sabiduría para hacer los cielos y la tierra.  Dios es grande y Dios es bueno.  La Biblia nos cuenta que Dios hizo todo.  En el principio Dios hizo todo en seis días.

ESTO ES LO QUE PASO LOS PRIMERO SEIS DIAS

El Día Primero – l primer día Dios dijo:  “Sea la luz….” Cuando Dios acabó de hablar, fue la luz.  Dios miró la luz.  Dios se contentó.  Dios quedó satisfecho con la luz.  Entonces Dios separó la luz de las tinieblas.  Dios llamó a la luz, día.  Dios llamó a las tinieblas, noche.  Dios hizo la noche y la mañana.  Esta es la manera en que Dios empezó a crear nuestro hermoso mundo.  Dios es un gran Dios.  (Lea Génesis 1:3-5.)  El primer día ya acabó.  Este fue el principio del día y de la noche.

El Día Segundo -El día siguiente Dios hizo el hermoso cielo azul.  Dios llamó al firmamento, Cielo.  El día segundo acabó.  Dios hizo el firmamento.  (Lea Génesis1:6-8.)  Así es como Dios empezó a hacer el mundo.  Así es como empezó todo..

El Día Tercero – l día tercero Dios hizo los ríos, los lagos, y el grande y ancho mar.  Dios hizo que la tierra seca apareciera.  Dios llamó a la seca, tierra.  Dios miró y quedó satisfecho con todo lo que El había hecho.  El mismo día Dios hizo la hierba, suave y verde, para cubrir el suelo desnudo.  Dios hizo que las flores creciera.  El hizo las rosas en colores hermosos y margaritas bonitas en blanco y dorado.  Dios hizo cada flor.  Dios las hizo hermosas para ver y dulces para oler.  El día tercero Dios hizo cada cosa que crece en la tierra.  El día tercero acabó.  Así fue como la hierba, los árboles, las flores y todo lo que crece del suelo empezó.  (Lea Génesis 1:9-13.)

El Dia Cuarto – El dia cuarto de creción fue otro dia maravilloso.  El dia cuarto Dios hizo dos lumbreras grandes en el firmamento.  La lumbrera mayor Dios la llamó, sol.  Esta gran lumbrera brilla durante el dia.  Dios hizo el sol de un tamaño apropiado y lo colocó a una distancia perfecta de la tierra para que pudiera darnos la luz y el calor que necesitamos.

La lumbrera menor Dios la llamó, luna.  La luna brilla en la noche.  Dios la hizo hermosa para ver.  El mismo dia Dios hizo las estrellas y todas las luces de los cielos.  En una noche clara, cuando la luna no es muy brillante, se ven como 400 o 500 estrellas.  Pero hay millares y millares de otras estrellas.  Hay más de un billón de estrellas  en el cielo.  Dios conoce todas las estrellas y El sabe cuantas hay en el cielo. (Salmos 147:4).  Dios vió todo lo que El había hecho y quedó satisfecho. (Lea Génesis 1:14-19.)

El Dia Quinto – l dia quinto Dios hizo todos los seres que viven en las aguas.  Dios hizo los diversos peces para que vivan en el agua.  Los peces morirían si no estuvieran en el agua.  Dios hizo grandes peces como la ballena, y los peces chiquitos como la carpa dorada.  Dios hizo todos los seres vivientes que hay en los océanos, los mares, los lagos y en todas las aguas.  El mismo día Dios hizo las aves y cada criatura que vuela.  Dios hizo el petirrojo, el gorrión, y el pájaro azul.  Dio hizo desde el águila hasta el pequeñito canario amarillo.  Dios hizo las gallinas las cuales nos dan huevos frescos para comer. Así es como Dios hizo los peces y las aves.  (Lea Génesis 1:20-23.)

El Dia Sexto – l dia sexto Dios hizo los animales y todos los seres vivientes en la tierra.  Dios se contentó y quedó satisfecho.  (Lea Génesis 1:24,25.) En seis días Dios hizo todas las cosas en los cielos y la tierra.  Ahora cuando usted ve los  árboles, la hierba y las flores, puede saber que Dios los hizo.  Cuando usted ve el sol, la luna y las estrellas, puede saber que Dios los hizo.    Cuando usted ve los peces y las aves, puede saber que Dio
s los hizo.  Cuando usted ve los caballos, las vacas, los perros, los gatos, y todos los animales maravillosos, puede saber que Dios los hizo.  Dios es maravilloso.  Dios es grande y muy sabio para hacer todas estas cosas maravillosas.  Dios terminó los cielos y la tierra, el terreno, los mares, el sol, la luna, y las estrellas.  Dios terminó la hierba, los árboles, y las flores.  Dios terminó los peces y las aves.  Dios terminó todos los animales. Todo fue maravilloso,  pero faltaba algo.  No hubo ninguna persona en este mundo con quien Dios hablara y amara con un amor especial. La próxima cosa que Dios hizo en el dia sexto fue lo más maravilloso de todo-Dios hizo un hombre.  Dios formó del polvo de la tierra el cuerpo de un hombre. Dios alentó vida en el cuerpo y el hombre vivió.  Dios quedó satisfecho.  (Lea Génesis 1:26,27 y Génesis 2:7.)

    ADÁN, EL PRIMER HOMBRE QUE VIVIÓ

Dios llamó al primer hombre, Adán.  Dios le dió todo a Adán.  Su hogar fue un huerto hermoso con flores y árboles.  El huerto se llamaba, Edén.  Era un huerto maravilloso con aves.

Era un huerto hermoso con abejas y mariposas volando de flor en flor.  Animales vivían en el huerto.  Los animales andaban en las sombras frescas de los árboles y en las orillas de los ríos. En el principio, ninguno de los animales tuvieron nombres. Dios le dijo a Adán que cuidara todo lo que El había hecho.  Adán fue el señor del huerto y de los animales.  Adán dió nombres a todos los animales y a cada ser viviente.  Adán miró un animal grande con una nariz larga y lo llamó elefante.  Adán les dio el nombre del perro, gato, león, oso, caballo, vaca, gorila – uno por uno Adán nombró los animales y cada ser viviente.  (Lea Génesis 2:19, 20.) Adán fue hecho para señorear y cuidar todas las cosas que Dios hizo.  Pero lo más importante era que Dios tuvo alguien con quien hablar y amar con un amor especial.  Adán amó a Dios. Adán era feliz con los animales.  Los animales eran caseros.  Adán era feliz con su huerto hogar, el Edén.  Adán señoreaba la tierra y los animales.  Dios hizo todo, pero Adán nombró todo y era el señor de los animales.

Adam was made to rule and take care of the things God made. But most important, now God had someone He could talk to and love with a special love.  Adam loved God.  Adam was happy with the animals.  Adam was happy in his garden home, Eden. Adam ruled over the land and animals.  God made everything, but Adam named everything and was ruler over all.

LA PRIMERA MUJER

Adán era feliz con los animales.  Los animales eran caseros, pero los animales no pudieron hablarle a Adán.  Adán sentió la soledad pues no hubo otra persona en el huerto para hablarle.   Todos los animales tuvieron compañeras, pero Adán no tuvo compañera (esposa).  Adán amó a los animales, pero sentió mucho la soledad pués no tuvo a nadie para amar y compartir todo con él.  Los animales no pudieron hablar a Adán. Los perros tuvieron otros perros con quien estar.  Los leones tuvieron otros leones.  Las aves tuvieron otras aves y los peces tuvieron otros peces.  Pero Adán era una persona y no hubo otra gente.  Adán sentió mucho la soledad.  Dios vió que Adán estaba solitario y Dios lo comprendió.  Dios decidió que no era bueno que el hombre estuviera solo.  El dijo:”…le haré ayuda idónea para él.”  (Génesis 2:18)  Dios hizo dormir a Adán.  El abrió el costado de Adán y con una costilla de Adán Dios hizo una mujer. Adán despertó y vió a la mujer.  Adán era feliz.  Adán le llamó Eva.  Dios hizo a Eva para vivir con Adán y ser su esposa.  Adán y Eva se amaron.  Adán y Eva eran las primeras personas y son los padres de todas las gentes. Adán y Eva vivieron en el huerto hermoso.  Hubo tantas cosas buenas que hacer.  Cuidaron el huerto hermoso y miraron a los animales y a las aves.  Cada animaleón.  Ningún animal era malo ni cruel.  Todo era perfecto.  No hubo pecado.  Adán y Eva tuvieron todo lo necesario y eran felices.

EL ÁRBOL

Adán y Eva eran feliz en el huerto.  Todo fue puro y perfecto.  No hubo tormentas.  Todos los animales eran buenos pues no hubo pecado.  Dios hizo todas las cosas para Adán.  Un día Dios le mostró a Adán un gran árbol muy bonito en medio del huerto.  Dios le dijo a Adán:  “Este es el árbol del conocimiento del bien y del mal.  Jamás debes comer del fruto de este árbol.”  Adán podía comer del fruto de todos los otros árboles del huerto, pero Dios le dijo a Adán que no comiera de la fruta de este árbol.  Este era el mandamiento de Dios (Génesis 2:16, 17).

Dios había hecho muchas cosas para Adán, pero El pidió a Adán que hiciera sólo una cosa para El _ obedecerle. Adán oyó lo que Dios dijo y obedeció a Dios y fue feliz. Dios no quiso que Adán pecara.  Adán era limpio y puro.  No había pecado en Adán.  Dios quiso que Adán Le obedeciera a El porque él amaba a Dios.  Así Dios le dio a Adán una elección – obedecer a Dios o desobedecer a Dios. Adán tuvo todo lo que el hombre pudiera querer.  Dios sólo le pidió que Le obedeciera.  Dios quiere que Le sirvamos a El porque Le amamos y queremos servirle.  Dios quiso que Adán Le obedeciera, pero Dios no forzó a Adán a obedecerle.

EL DIABLO

Dios también hizo a unos seres maravillosos.  Se llaman ángeles.  Dios creó a todos los ángeles. Hay miles y miles de ángeles.  Dios hizo a los ángeles por muchas razones.  Dios hizo a los ángeles para servirle a El.  Dios los hizo para proteger a la gente y guardarles.  Dios hizo a los ángeles para ser mensajeros para El.  En épocas Bíblicas los ángeles llevaron noticias de Dios a la gente.  Dios hizo los ángeles para hacer muchas cosas diferentes.  Todos los ángeles del pasado eran santos, hasta que algo muy malo sucedió.  Un gran ángel llamado Lúcero se convirtió inicuo y malo.  Lúcero era uno de los ángeles mas elevados.  El era el Angel de Luz. La Biblia nos dice que Lúcero quiso ser mejor que Dios.  El decidió luchar contra Dios.  El guió a una gran cantidad de ángeles contra Dios.  Pero Dios derribó a Lúcero con los otros ángeles malos a la tierra.  (Lea Isaias 14:12-16.) Lúcero y los otros ángeles malos se llaman Angeles Caídos.  Lúcero, el cual es el Diablo, odía a Dios y lo bueno. El Diablo vio a Adán y a Eva en el huerto. El Diablo sabía el árbol del conocimiento de bien y mal. El Diablo sabía que Dios le dijo a Adán que no comiera del fruto de este árbol.  El Diablo era celoso de Adán  y Eva y Dios.  El Diablo quiso detener a Adán para que no obedeciera a Dios.  El Diablo planeó hacer que Adán desobedeciera a Dios. El Diablo odiaba a Adán. A él no le gustó que Adán tuviera el mando sobre la tierra y los animales. El Diablo planeó detenerle para que no obedeciera a Dios. El Diablo es muy inteligente y quiere que cada persona haga lo malo y desobedezcan a Dios.  El Diablo quiere arruinar y destruir a cada persona. El quiere que cada persona le siga al Infierno.

PECADO

El Diablo empezó a vigilarles a Adán y a Eva.  Un día, cuando Eva andaba en el huerto, ella llegó al árbol del conocimiento del  bien y el mal.  Era el árbol del cual Dios les había dicho que no comieran. Mientras que Eva miraba el árbol, el Diablo entró en el cuerpo de una serpiente.  El Diablo se arrimó a Eva cerca del árbol y la tentó.  Mientras que Eva miraba el árbol, ella escuchó una voz que dijo: “…¿Con que Dios os ha dicho:  No comáis de todo árbol del huerto?”  (Génesis 3:1). Eva miró y allí vió a la serpiente.  Eva dijo a la serpiente que Dios habia dicho que podían comer de todos los árboles del huerto menos de aquel árbol.

Si comieran de aquel árbol, Dios habia dicho que morirían. El Diablo es muy intelegente y sabía como tentar a Eva.  El Diablo mintió y Eva creyó la mentira.  El Diablo dijo: “…No moriréis.” El dijo a Eva que Dios sabía que cuando comieran de aquel árbol serían como Dios, conociendo el bien y el mal. El Diablo era muy intelegente y sabía como tentar a Eva.  Eva escuchó al Diablo.  Eva creyó su mentira.  Ella tomó un fruto del árbol y lo comió.  Ella entonces le dió a Adán un fruto y él lo comió.  Adán y Eva desobedecieron a Dios.  Comieron el fruto que Dios les había dicho que no comieran.  Adán desobedeció y entonces vino la calamidad.  Eso es lo que pasa siempre cuando desobedecemos a Dios.  Adán y Eva empezaron a pensar acerca de lo que habían hecho. Tenían miedo. Por primera vez tenían miedo pues desobedecieron el mandamiento de Dios.  Habían hecho lo que Dios les dijo que no hicieran. Aquella tarde oyeron la voz de Dios mientras que Él se paseaba en el huerto.  Tenían miedo. No corrieron a recibirle como salían hacer.  Huyeron y trataron de esconderse detrás de unas zarzas.  Mientras que Adán y Eva trataron de esconderse de Dios, escucharon Su voz: “…Adán…¿Dónde estás tú?” Adán respondió: “Oí tú voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondi.”

DIOS Y EL PECADO

Dios sabía  que Adán y Eva habían hecho la única cosa que les había prohibido.  Dios le preguntó a Adán si él hubiera comido del fruto del árbol. Adán tenía pena y echó la culpa a Eva.  El dijo a Dios que Eva tuvo la culpa que ella le había dado el fruto a él. Eva tenía pena y echó la culpa a la serpiente.   Ella dijo que era la serpiente la que había tenido la culpa, pues ella le dijo que comiera del fruto. Dios estaba muy enojado.  El estaba afligido en Su corazón porque Adán y Eva no Le obedecieron.  Dios tuvo que castigar a Adán y a Eva.  Dios les mandó que salieran del huerto.  Entonces Adán tuvo que trabajar duro para producir la comida.  Eva tuvo mucho dolor cuando dió a luz a sus hijos. Dios castigó a Adán y a Eva cuando desobedecieron a Su mandamiento, pero todavía les amó.  Dios tiene que castigar el pecado.  Dios es santo y puro.  Dios odia el pecado. El pecado entró al mundo y el mundo cambió.  Los animales se convertieren en feroces.  Espinos y yerbajos brotaron.  El pecado cambió las cosas buenas que Dios había hecho.  Adán y Eva se cambiaron. Ellos conocieron el bien y el mal. Fueron separados de Dios y no pudieron tener compañerismo con Dios.  Adán y Eva empezaron a envejecer y a morir exactamente como Dios les había dicho.  Ahora cada persona nace con pecado por causa de los primeros padres, Adán y Eva.  (Lea Romanos 3:23 y Romanos 5:12.)  Todos tienen pecado por causa de Adán.  Ya todos han nacidos pecadores.  Cada persona nace pecadora.  Dios castigó a Adán y a Eva por causa del pecado y Dios castigará a todos cuyos pecados no le hayan sido perdonados.  Dios tiene que castigar el pecado.  Dios castigó a Adán y Eva.  (Genesis 3:16- 17). Dios castigó la tierra. (Genesis 3:18). Dios castigó la serpiente.  (Genesis 3:14) Adán y Eva fueron echados fuera del huerto.  Fueron expulsados del hermoso Huerto de Edén.

PERDON DEL PECADO

Dios castigó a Adán y a Eva, pero Dios todavía les amaba.  Adán y Eva se arrepintieron de sus pecados y Dios les perdonó.  Dios mató un animal y tomó la piel del animal para abrigar a Adán y a Eva.  Entonces Dios dió una promesa que un día Su Hijo, el Cordero de Dios, vendría para quitar el pecado del mundo.  (Lea Génesis 3:15 y San Juan 1:29.)  Dios mató al animal para abrigar a Adán y a Eva.  Se les probó a Adán y a Eva que Dios aún les amaba. Dios probó Su amor a nosotros.  El dió a Jesús para que muriera en la cruz, para poder perdonar nuestros pecados.  Como Adán aceptó el regalo de la piel del animal, tenemos que aceptar el regalo de Jesucristo.  (Lea San Juan 3:16.)  Dios mató el animal para abrigar a Adán y a Eva y  para esconder su desnudez pecaminosa.  Jesús murió en la cruz para perdonar nuestros pecados. Por un hombre, Adán, el pecado entró al mundo.  (Lea Romanos 5:12.)  La muerte entró por el pecado. La Biblia dice que todos nacen pecadores.  No hay ninguna persona que sea perfecta.  Todos han pecado. (Romanos 3:23.)  Pecar es desobedecer a Dios.  Pecar es mentir, robar, enojarse, y muchas cosas más. Aún, el bebé que entra en este mundo llorando, pronto empieza a mentir.  Nadie le enseña a un niño a mentir.  ¿Por qué?  Porque un niño nace pecador y sabe mentir.  El niño nace con pecado en su corazón.  Toda la gente tiene pecado – el rico, el pobre, los reyes y las reinas, los presidentes, los predicadores, las gentes de todas las naciones, los ciegos, los que oyen y los sordos, todos han pecado.

FORGIVENESS OF SIN

God punished Adam and Eve.  God still loved them.  Adam and Eve were sorry for their sin. God forgave them.  God killed an animal (lamb) and took the skin to cover Adam and Eve.  Then God gave a promise that one day His Son, the Lamb of God, would come to take away the sin of the world. The promise was fulfilled. “The next day John seeth Jesus coming unto him, and saith, Behold the L______ of God, which taketh away the sin of the world” (John 1:29).  God killed an animal to cover Adam and Eve. God made a way for sin to be forgiven. He gave Jesus to die on the cross for your sins (John 3:16). Adam accepted the gift of the animal’s skin, you must accept the gift of Jesus Christ to be forgiven.

GOD FORGIVES ADAM AND EVE

God killed the animal to cover Adam and Eve and to hide their sinful nakedness. God forgave Adam and Eve of their sin. He then promised that one day the Lamb of God, Jesus would die on the cross to forgive and cover sins.  Jesus Christ is the only way that man can again be right with God.  Because of Adam all have sin.  Because of Jesus Christ all can be forgiven and have peace with God (Romans 5:1). Because of one man, Adam, sin came into the world. “Wherefore, as by one man sin entered into the world, and death by sin; and so death passed upon all men, for that all have sinned” (Romans 5:12).  Death came because of sin.  The Bible says that all people are now born in sin.  There is not one person who is perfect.  All have sinned. “For a____ have sinned, and come short of the glory of God” (Romans 3:23).  Sin means not obeying God.  Sin is lying, stealing, temper and many other things. Even the little baby comes into this world crying and soon starts lying. “The wicked are estranged from the womb (birth): they go astray (wrong) as soon as they be born, speaking lies” (Psalm 58:3). No one teaches a little child how to lie.  Why?  Because a child is born in sin and knows how to lie.

All people have sin …the rich, the poor, the kings and queens, the preachers, the blind, the hearing and the Deaf.

¿CÓMO PUEDE SER PERDONADO EL PECADO?

Mucha gente piensa que por ser Bautista, Metodista, Católico, Iglesia de Cristo, Iglesia de Dios, o miembro de cualquier otra iglesia, irán al Cielo cuando mueran.  Tal vez piensa usted que irá al Cielo porque pertenece a una iglesia.  Pero Dios no mira a cual iglesia pertenece usted cuando se muera.  El Señor mira a ver si usted es verdaderamente salvo.  Dios quiere saber si sus pecados han sido perdonado.  Si usted pudiera ir al Cielo por ser bueno, entonces no hubiera sido necesario que Jesús muriera.  No nos podemos llevar a nosotros mismos al Cielo.  Solamente Jesús nos puede llevar al Cielo.  La Biblia dice: “Y en ningún otro hay salud; porque no hay otro nombre de bajo del Cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.”  (Hechos 4:12.)  Esto quiere decir que la salvación no está en el nombre de una iglesia sino que la salvación está en Jesús. No vaya a pensar que con en sólo meterse en una iglesia y ser bautizado que eso le llevará al Cielo.  Este es un error.  Jesús dijo:  “…Yo soy el camino, y la verdad, y la vida:  nadie viene al Padre, sino por mí.”  (San Juan 14:6.)  Cuando usted acepta a Jesús como su Salvador, Dios perdona sus pecados.  Usted es salvo por orar a Dios y por pedirle a El que quite sus pecados y que le perdonar.  La salvación viene por creer que Jesús murió en su lugar.  Si usted ha orado y ha pedido a Jesús que perdone sus pecados, Dios ha quitado sus pecados.  Usted entonces se convirtió en un hijo de Dios.  (San Juan 1:12.)  Dios escribió su nombre en el Cielo, le acepta y usted es un nuevo hijo.  Si usted nunca ha orado y pedido que Jesús perdone sus pecados, usted todavía tiene  pecado.  Si usted muere, irá al lugar del Infierno. El infierno es un lugar horrible.  Es un lugar de fuego, un lugar de tormento y sufrimiento.  Dios no quiere que nadie vaya al Infierno.  Es importante que acepte a Jesús para que El perdone sus pecados.  Recuerde, Jesús dijo:”…nadie viene al Padre, sino por mí.”  Esto significa que usted no puede ir al Cielo si no está salvo.

¿VA USTED AL CIELO?  ¿CÓMO SABÉ?

¿Va usted al Cielo o al Infierno?  ¿Cuál?  El cielo es un hermoso lugar de paz y gozo.  Es un lugar donde no hay tristeza ni enfermedad, un lugar de felicidad  para siempre.  En el Cielo no hay dolor ni heridas.  En el Cielo el ciego verá y el sordo oirá.  Dios quiere que usted vaya al Cielo, pero Dios no le esforzará a ser salvo.  El no le forzará a orar y pedir que Jesús perdone sus pecados. Dios no forzó a Adán.  Dios le dió a escoger.  Dios permite a cada persona que escoja – Cielo o Infierno.  Si usted quiere ser salvo, tiene que hacer la decisión también.  Tiene que orar.  Jesús perdonará sus pecados y le salvará si usted se lo pide a El.  Ser salvo quiere decir que ya pidió a Jesús que perdonara sus pecados.  Ser salvo quiere decir que ya aceptó a Cristo como Salvador y nunca irá al Infierno.

¿ES SALVO USTED?

Una persona que ha orado y aceptado a Jesucristo como su Salvador, pidiendo a Jesús que le perdone sus pecados, jamás irá al Infierno. Dios le da la vida eterna y él nunca perecerá (morir en el Infierno).  (Lea San Juan 10:28.) Dios quiere que usted sea salvo.  Recuerde, Dios no le forzará a ser salvo.  La gente va al Infierno porque rehusan ser salvos.  Si usted muriera hoy, ¿a dónde iría?  Quizas respondería:  “No sé.”  Quizás respondería:  “Espero que yo iría al Cielo.”  ¿Si usted muriera hoy, iría al Cielo o al Infierno?  Si no es salvo usted irá al Infierno.  ¿No quiere orar y ser salvo?  Si usted quiere ser salvo, ore: “Mi Padre Celestial, yo soy pecador.  Yo creo que Jesús murió por mis pecados.  Yo me arrepiento de mis pecados.  Ahora acepto a Cristo Jesús como mi Salvador.  Yo ya pido a Jesús que me salve.  Soy ya salvo.” Si usted ya ha pedido a Dios que le perdone y le salve, escriba su nombre aqui.

Yo quiero que tu me
acompañes
al Cielo

Click here to open the test.  Print the test.  Answer the questions, then send the test to SWM.

Please send only the question sheet to SWM.  We will grade the question sheet and return your next course.

Comments are closed.